Metodología y conceptos

Resumen

El Índice de Guaridas Fiscales Corporativas (CTHI, por sus siglas en inglés) es un ranking políticamente neutral que se basa en la combinación de dos elementos centrales. El primero es el Puntaje de Guarida Fiscal basado en 20 indicadores sobre cuestiones fiscales relativas a las guaridas corporativas donde se evalúa la agresividad de las leyes, vacíos legales y políticas de cada jurisdicción. El segundo es el Peso a nivel global que compara el tamaño o escala de las inversiones como aproximación a la magnitud del desvío de beneficios potencial en esa jurisdicción.

La combinación matemática de esas dos cifras permite crear el valor del CTHI de cada jurisdicción que luego es utilizado para elaborar nuestro ranking.

La metodología completa en inglés puede ser consultada acá.

Los 20 Indicadores de Guarida Fiscal

Los Indicadores de Guarida Fiscal utilizan criterios similares a los identificados por el FMI, la Unión Europea o la OCDE. Nuestros 20 indicadores pueden agruparse en cinco categorías:

  • La alícuota más baja disponible para una multinacional en esa jurisdicción. Algunas veces la tasa nominal del impuesto sobre las sociedades es cero, como sucede en las Islas Caimán. Y, otras veces, la alícuota es mucho más elevada pero las multinacionales tienen la posibilidad de pagar una tasa mucho menor. El único indicador en esta categoría es la Alícuota del Impuesto sobre las Sociedades más Baja Disponible (LACIT, por sus siglas en inglés).
  • Vacíos y lagunas legales. Siete de nuestros veinte indicadores se enfocan en qué es lo que queda alcanzado por impuestos y qué queda excluido o paga alícuotas reducidas. Algunas fuentes de ingreso pueden ser exentas del impuesto a las sociedades, o pueden existir deducciones que permiten reducir la base imponible. (Haga clic acá para más información).
  • Transparencia. ¿La jurisdicción permite que las empresas mantengan oculta su información financiera? ¿Qué tipo de documentación están obligadas a presentar? ¿Está disponible para las administraciones tributarias extranjeras? ¿La información es de acceso público? El puntaje de “transparencia” se elabora a partir de seis indicadores. (Haga clic acá para más información).
  • Anti-elusión. Esta categoría se compone de cinco indicadores y analiza las medidas defensivas establecidas por cada jurisdicción para limitar las maniobras de elusión y evasión de las corporaciones multinacionales.
  • Acuerdos tributarios. Cuando una multinacional basada en una jurisdicción invierte o genera ingresos en otra jurisdicción, surge la pregunta sobre a cuál de las dos le corresponde cobrarle impuestos. Para resolver esos interrogantes los países firman “Acuerdos para Evitar la de Doble Imposición”. Así se busca evitar que los ingresos de una empresa paguen el mismo impuesto dos veces. Los tratados pueden ser configurados para ayudar a que las multinacionales eviten pagar impuestos. Esta categoría se apoya en un solo indicador que evalúa la agresividad con la que una jurisdicción utiliza los acuerdos para reducir la retención en la fuente que las multinacionales deben pagar cuando reciben/envían ingresos del/al exterior. (Haga clic acá para más información).

En las cinco categorías hay dos elementos recurrentes: primero, la alícuota de los impuestos; y, segundo, la base imponible: o sea, qué queda alcanzado por los impuestos. Ambas son equivalentes. El siguiente ejemplo puede ayudar a comprender ambos conceptos:

 

Peso a Nivel Global

El “Peso a Nivel Global” estima cuán extendido es el uso de cada jurisdicción entre las empresas multinacionales. Como no existen datos que midan este aspecto, el mejor indicador que encontramos para estimarlo es la información del Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre la Inversión Extranjera Directa (IED).

El Puntaje de Guarida se combina de manera matemática con el Peso a Nivel Global para crear el valor final del CTHI para cada jurisdicción. El ranking se elabora a partir de esos valores. (Para más detalles sobre la metodología haga clic acá).

 

La base de datos

Esta base de datos es el resultado de más de un año de trabajo de investigación a cargo de un equipo comprometido y una gran cantidad de investigadores alrededor del mundo. La fecha de corte para los reportes, legislaciones, regulaciones y noticias utilizados como información para construir la base de datos es el 31 de diciembre de 2018. Algunos indicadores cuentan con información más reciente. Al momento de elaborar el reporte de cada país incluido en la base de datos utilizamos hasta 74 criterios (llamados “Info-IDs”) que son combinados en los 20 Indicadores de Guarida Fiscal.

La base de datos contiene información legal, administrativa, regulatoria y sobre las estructuras fiscales de cada jurisdicción opaca. La fuente principal de información son informes públicos oficiales de la OCDE, el Foro Global, el GAFI, el FMI y la UE. Además, se consultaron bases de datos especializadas en temas tributarios, sitios web como el IBFC y las “Cuatro Grandes” firmas de auditoría y contabilidad, entre otros.

Como cada fuente de información utilizada tiene distintos objetivos y diseños, combinarlas es una tarea de gran envergadura.

La base de datos completa puede consultarse acá.

El proceso de evaluación: un estándar más elevado

Consideramos que los estándares, procedimientos de evaluación y conclusiones sobre temas fiscales y transparencia utilizados por organismos como la OCDE y su Foro Global son poco exigentes y, por lo tanto, pueden confundir al publico sobre el estado de situación real.

Por ejemplo, el Foro Global puede elogiar a una jurisdicción porque le exige a las empresas que presenten sus estados contables ante un organismo de la administración pública pero luego puede mencionar –por lo general, entre líneas- que este requisito no alcanza a un tipo de compañías. Nosotros, por el contrario, exigimos que todas las firmas lo hagan. Más importante aún, la OCDE puede referirse a la alícuota del impuesto a las sociedades mientras que nosotros aplicamos un estándar más elevado al evaluar la alícuota que realmente pagan las empresas multinacionales. En la práctica, lo que pagan esas compañías puede ser mucho más bajo que lo que dice la ley o incluso cero. Siempre evaluamos a una jurisdicción basándonos en el “mínimo denominador común” o el principio del “eslabón más débil”. Así, por ejemplo, si una jurisdicción permite tres tipos de estructuras societarias, dos de las cuales deben publicar sus estados contables online, mientras que la tercera no; entonces, evaluamos a la jurisdicción basándonos en el caso menos transparente, porque ese es el que más probablemente atraiga prácticas corporativas dañinas.

Primero evaluamos minuciosamente todas las fuentes de información pública disponibles. Si no pudimos hallar una fuente, o su calidad era dudosa, registramos que los datos son desconocidos y eso lleva a un rating negativo. Eso se debe a que para cada uno de los 20 Indicadores de Guarida Fiscal muchos países tenían información relevante disponible que mostraba los vacíos y lagunas legales. La falta de información no implica que sean jurisdicciones libres de vacíos y lagunas legales y, por lo tanto, el país es evaluado de manera negativa hasta que esa información esté disponible.

Dada la gran dimensión que tiene este proyecto, ocasionalmente hemos tenido que realizar juicios razonados. Cuando este ha sido el caso, apuntamos a ser lo más transparentes que sea posible sobre nuestro criterio y motivos, con referencias a todas las fuentes utilizadas, y una copiosa cantidad de notas y información de respaldo.

El documento sobre el background metodológico completo de los 20 Indicadores de Guarida Fiscal puede descargarse acá.

Metodología de nuestros 20 Indicadores de Guarida Fiscal

Cada uno de nuestros 20 Indicadores de Guarida Fiscal está basado en un número de criterios y componentes. Por ejemplo, nuestro Indicador de Guarida Fiscal N°9 evalúa si los estados contables de una empresa son publicados: para eso necesitamos saber: i) si las empresas deben conservar sus estados contables; ii) si esos registros deben presentarse a una autoridad local, y iii) si son publicados online.

En total, el CTHI depende de 74 criterios para la elaboración de sus 20 Indicadores de Guarida Fiscal (IGFs). La elección de nuestros indicadores es subjetiva, no existe una lista objetiva y nunca lo habrá. Apuntamos a crear un segundo mejor: una lista plausible, abarcadora, transparente y lo más corta posible.

Nuestros indicadores están diseñados para suministrar indicios claros para cambios en las políticas que ayuden a que las distintas jurisdicciones sean más transparentes. Es más, elegimos indicadores que, en principio, son compatibles con una transición de la fiscalidad corporativa global hacia un mecanismo de tributación unitaria.

Para un análisis detallado de cada indicador haga click acá; para las ponderaciones del Peso a Nivel Global haga click acá. (También pueden consultarse a través del Menú a la izquierda de su pantalla).

Si no está de acuerdo con la información o puntaje del CTHI

Creemos que hemos aplicado la metodología de manera consistente y transparente, mostrando la información subyacente con todas sus referencias y debidamente chequeada. Sin embargo, dada la complejidad y sensibilidad del trabajo, aceptamos todas las controversias que puedan surgir.

Estamos comprometidos a abordar cualquier tema y le damos la bienvenida a quienes quieran involucrarse. Si usted considera que nuestros datos o puntajes contienen errores por favor contáctenos. Cuando más clara y precisa sea la explicación que nos suministra, más fácil será para nosotros considerar el tema y responder como corresponde.

Recuadro: “¡Fueron injustos con mi país!”

A partir de nuestra experiencia con el FSI creemos que el CTHI puede ser atacado desde los paraísos fiscales. A continuación reproducimos los los cuestionamientos más habituales y ofrecemos nuestras respuestas genéricas.

“Están vapuleando a…“ (p. ej. “Están vapuleando a Bermudas”)
  Respuesta: No, no estamos haciéndolo. “Vapuleamos” a todos. Antes de realizar esa acusación lo invitamos a revisar los puntajes y rankings de Holanda y las guaridas del Reino Unido.
“¡Hemos atravesado una revisión por pares de abc que dice que olemos a rosas!”
  Respuesta: No utilizamos los “estándares internacionalmente aceptados” como punto de comparación. Nosotros queremos que las cosas mejoren y, por lo tanto, ponemos la vara más alta. Mala suerte.
“¡No tuvieron en cuenta nuestra última reforma xyz!”
  Respuesta: En la mayoría de los casos esto se debe a que tenemos una fecha de corte muy precisa para la recolección de datos (finales de diciembre de cada año). De esa forma podemos comparar a los países de forma justa. No hacemos salvedades ni ofrecemos tratos preferenciales. Contemplaremos las reformas en la próxima edición del CTHI.
“No hay ningún dato.”
  Respuesta: Puede ser que se esté enfocando en los informes resumidos. Tal vez quiera consultar los informes de las bases de datos, acá. (Si busca encontrar una evaluación política y económica, están disponibles reportes narrativos para las jurisdicciones más grandes, puede accede haciendo click en los países relevantes de la lista del FSI).